Campo

Altas temperaturas incidieron a favor y en contra en cultivos del centro santafesino

Temperaturas elevadas favorecieron algunas actividades agrícolas, pero se generaron demoras para la siembra de soja de segunda y maíz de segunda. “Hubo, en algunos casos, acortamientos del ciclo debido al estrés y el aborto de flores y de las primeras vainas”.

En el centro norte de Santa Fe, temperaturas de medias, altas a muy altas favorecieron las actividades agrícolas que se fueron desarrollando en distinto grado, cosecha de girasol y maíz de primera a pleno, pero se ralentizó la siembra de soja de segunda y maíz de segunda, quedando muy poco margen o posibles días de futuras siembras.

También los controles químicos tuvieron actividad con aplicaciones ante ataques de “oruga de las leguminosas” (Anticarsia gemmatalis) y chinche (Nezara viridula), los cuales ya se habían comenzado a realizar la semana anterior.

En tanto, el paso de frentes de tormentas que generaron precipitaciones, chaparrones puntuales con montos pluviométricos muy variados y cambiaron la situación de todo lo implantado en toda la región.

Soja de primera

Las altas temperaturas incidieron en los lotes sembrados en los departamentos del norte de la región, en los que los cultivos se encontraban en floración. Hubo, en unos casos, acortamientos del ciclo debido al estrés y en otros, el aborto de flores y de las primeras vainas. En el resto de los departamentos, la condición ambiental no afectó a los cultivos.

Se mantuvieron los cultivares en estado de “muy bueno” a “excelente” en el 90% de las plantaciones; de “bueno” a “muy bueno”, en el 6% y de “bueno” a “regular”, en el 4% restante. Se han intensificado los controles de malezas en especial, las que constituyen el grupo del yuyo colorado RR, la rama negra, sorgo de alepo y el capín.

Soja de segunda

El proceso de siembra se hizo más lento por efecto de las altas temperaturas y la marcada disminución de agua útil en la cama de siembra.

Se llevan sembradas 571.300 hectáreas, sobre una intención de siembra de 580.000 hectáreas.

En este período de 10 a 12 días sin registros de lluvias y gran evaporación, en distintos departamentos, los cultivares tuvieron problemas de germinación y crecimiento, ante los cuales se debieron concretar tareas de resiembra. Por lo cual, en una primera estimación un 25 a 30% del área sembrada, presentó problemas y observó no uniformidad de lotes, estados fenológicos variados en un mismo lote y enmalezamiento, factores que incidirán en la producción final a obtener.

Maíz

Avanzó lentamente la cosecha de maíz de primera con destino comercial. En tanto, se desarrolló con ritmo sostenido el picado de cultivares con destino al autoconsumo, en especial para la producción láctea. Los rendimientos oscilaron entre 11 a 13 metros/silo bolsa/Ha, con muy buena calidad del picado obtenido. El 85% de los cultivares presenta un estado general de muy bueno a excelente, con buena estructura de plantas, uniformidad de lotes y muy buen desarrollo.

Fuente: fyo.com