Provincia

El Senado prepara una Ley para las escuelas privadas

La semana que viene cerrará el período ordinario de sesiones. Tiene preferencia una iniciativa para mejorar los números de las instituciones privadas.

La Cámara de Senadores tiene en su agenda para la última sesión del período ordinario de sesiones, un proyecto de ley que busca beneficiar a todas las instituciones de gestión privada, de todos los niveles educativos.

El proyecto del senador Alcides Calvo (PJ-Castellanos) plantea universalizar un aporte económico que hoy recibe un grupo muy reducido de escuelas de gestión privada para los llamados “gastos de funcionamiento”.

La Ley 13.358 -sancionada en 2013- dispuso que en aquellas localidades donde solo exista una institución educativa privada en cualquiera de los niveles el Estado Provincial se haga cargo de esos costos fijos.

Se estima que hoy son alrededor de 75 las poblaciones que, en algún nivel del sistema educativo, cuentan con solo un establecimiento y que es de gestión privada.

El proyecto de Calvo, en sus considerandos, subraya que se persigue el objetivo de evitar una “discriminación” para con todos los demás colegios particulares que no están comprendidos por el alcance, es decir, los 880 colegios privados, desde el nivel inicial al superior (contando los institutos terciarios).

¿Confusión?

El proyecto que -en la sesión del jueves 22- logró una preferencia para la próxima reunión del Senado, el próximo 29, plantea modificar el artículo 16 de la Ley 6.427, que fuera ampliado por la Ley 13.358.

El texto propuesto extiende a todas las instituciones privadas, de todos los niveles, los beneficios dispuestos por la norma citada en último término, en aras de terminar con una “discriminación”, subraya el texto que estudian las comisiones.

En los considerandos del expediente se argumenta que los aumentos de los servicios públicos (y cita el caso del agua potable, el gas y la energía eléctrica) demandan ese aporte del Estado para todas las escuelas privadas.

Sin embargo, los “gastos de funcionamiento” que la Provincia hoy les paga a unas 75 escuelas privadas (únicas en ese nivel en su localidad) resultan bastante menos pesos que cualquiera de esos servicios.

La realidad es que por ese concepto van a esas escuelas apenas unos $ 3.500 por mes. La suma, que se actualiza en función de la evolución de los salarios docentes, pretende cubrir gastos para fotocopias, papel de oficina, los elementos de limpieza, y otros similares. Nada más.

Si se multiplican las 880 (escuelas privadas) por $ 3.500 (“gastos de funcionamiento”) la cuenta da $ 3.080.000. No parece ser ese el espíritu del proyecto.

Argumentos

Los fundamentos, tras subrayar los aumentos de los servicios públicos, expresan que si bien parte de las escuelas privadas “perciben un arancel por parte de los alumnos, dichos ingresos en muchos casos han disminuido, incrementándose fuertemente los porcentajes de mora en los pagos, así como también se ha ampliado considerablemente el otorgamiento de becas debido a la grave situación económica que padecen las familias cuyos hijos concurren a estos establecimientos”.

Destaca que “las Escuelas de Enseñanza Privada cumplen un rol fundamental en la educación, por lo que el presente proyecto de ley, por un lado, busca colocarlas en un plano de igualdad con las escuelas públicas y, por otro, persigue dotarlas de un recurso financiero, hoy imprescindible, para asegurar su normal funcionamiento”.

Fuente: El Litoral