Localidades

El programa Charlas Bajo Demanda llegó a Sa Pereira

La actividad organizada por la Fundación Innovar, se desarrolló esta semana en esa localidad. La jornada contó con la participación de alumnos de la Escuela N° 363. «Gracias al compromiso de las profesoras, pudimos sumar conocimientos a los peques para ayudarlos a cuidar su salud bucal», anunciaron desde la entidad.

Creemos firmemente que el desarrollo personal comienza con la toma de conciencia por el cuidado de la propia salud, de ahí que llegar y compartir este tipo de capacitación nos da mucha alegría.

La actividad organizada por la Fundación Innovar, se desarrolló esta semana en esa localidad. La jornada contó con la participación de alumnos de la Escuela N° 363. «Gracias al compromiso de las profesoras, pudimos sumar conocimientos a los peques para ayudarlos a cuidar su salud bucal», anunciaron desde la entidad.

Comprometidos con aportar conocimiento como una manera más de sumar valor a los habitantes del interior de nuestra provincia y habiendo logrado a lo largo de este tiempo formar una importante red de “Aliados del Conocimiento” en diferentes ámbitos que abarcan temáticas diversas, pensamos que convertirnos en puentes que posibiliten la llegada de conocimiento allí donde es necesario era el paso natural a seguir, es así que sistematizamos la idea y la convertimos en un nuevo programa que denominamos “Charlas Bajo Demanda”.

El mecanismo es muy simple quienes quieran acceder a una clase especial, a una disertación puntal, a un debate con profesionales, con el objetivo de ampliar conocimientos, pueden contactarse con nosotros y plantearnos la necesidad para coordinar de manera conjunta el armado de esta acción especial que cumpla en acercar esa información, esa capacitación necesaria a quienes la necesitan.

Las clases pueden ser sobre temas diversos y exceden largamente el ámbito escolar, el programa está pensado para llegar a clubes, centros de jubilados, grupos parroquiales, público en general, asociaciones civiles y entidades intermedias.

Conceptos generales

La finalidad de este espacio es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales en este caso de la salud oral. Creemos firmemente que el desarrollo personal comienza y se potencia con el cuidado de la propia salud.

Boca. Parte importante del cuerpo humano, ubicada en la cara. Está formada por partes blandas (paladar, suelo de la boca, carrillos, labios y lengua) y por partes duras que son los dientes. Estos están colocados en oquedades de los huesos maxilares, los denominados alvéolos, a los que se fijan por medio del ligamento periodontal. La encía es un tejido blando y suave que va del cuello del diente al hueso cubriéndolo y cierra el espacio periodontal que queda entre la raíz dentaria y la superficie alveolar. En la boca, comienza el primer paso de la digestión.

Importancia en nuestro día a día

Masticar: Gracias a los movimientos de la mandíbula y a la presión de los dientes se produce este tratamiento mecánico que degrada los alimentos. La mandíbula es la que proporciona la fuerza para que los molares inferiores ocluyan contra los superiores. (Actúa como un martillo).

Salivar: Gracias a la desembocadura de los conductos de las glándulas salivales, se produce el primer jugo digestivo (saliva), que realiza una degradación química de los alimentos. En el caso de los carbohidratos lo hace a través de la amilasa salival, que se encarga de destruir los enlaces alfa-1,4 que están presentes en los polisacáridos, y después seguirían degradándose a nivel intestinal.

Sentido del gusto: En la boca se encuentran los receptores sensoriales del gusto, sobre todo en la lengua, llamadas Papilas gustativas.

Habla: En la boca se encuentran gran parte de las estructuras que modifican el sonido laríngeo y producen la voz articulada gracias a sus cavidades especiales.

Deglución: Se divide en dos:
Fase voluntaria: La lengua se eleva hacia el techo de la cavidad bucal, impulsando el bolo alimenticio para que entre en la faringe.

Fase involuntaria: La epiglotis va hacia atrás y cierra el orificio superior de la laringe. Por causa de este reflejo, la faringe queda convertida solo en una vía digestiva transitoria, impidiendo así el ingreso de trozos a la vía aérea (laringe).

Caries dental

Es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente La cual presenta una alta tasa de incidencia, de manera que es una de las enfermedades más frecuentes de la especie humana en la era de las civilizaciones modernas, siendo la principal causa de pérdida de dientes en la población joven. Las caries dentales no son una enfermedad carencial. Sin embargo, el ser humano es el que presenta mayor prevalencia de este cuadro clínico, que es uno de los más costosos de tratar y de prevenir.

Prevención

Esta acción va dirigida a la modificación de los factores de riesgo señalados, y en los que no se puedan modificar, como la susceptibilidad individual, accionar sobre los mismos. Existen diversas medidas preventivas, pero en cualquier caso conviene tener presente que el mejor tratamiento es la prevención, la cual debe empezar a aplicarse desde los primeros meses de vida de los niños.

Medidas a tomar

Tienen como objetivo disminuir la materia prima (azúcares) sobre la que actúan las bacterias. Las medidas a aplicar incluyen:

Disminuir la frecuencia de exposición a azúcares, en lugar de reducir la cantidad total de los mismos.

Evitar alimentos que se peguen a los dientes (chicles, caramelos blandos, etc.), por su permanencia prolongada en las superficies masticatorias.

Evitar el uso de sacarosa. Utilizar, en su lugar, Xilitol y Sorbitol que desarrollan una flora bacteriana con menor capacidad de producir caries.

Evitar en los lactantes, el contacto prolongado de los dientes con la tetina de los biberones (no más de 15-20 minutos por toma).

Evitar biberones nocturnos o en la siesta. No endulzar chupetes con miel o con azúcar.

No ofrecer zumos de frutas en biberón.

Promover la ingesta de alimentos ricos en fibra (manzana, zanahorias, etc.).

Higiene dental

Los padres han de asumir la responsabilidad de la higiene bucal hasta que el niño adquiera suficiente destreza. El cepillado dental debe iniciarse tan pronto como aparezcan los primeros dientes Se utilizará un cepillo dental de tamaño apropiado (celdas duras) según la edad y se seguirá una técnica de cepillado correcta. No es recomendable emplear pasta dental fluorada en menores de 5-6 años, por la tendencia a tragarla que tienen los niños a esas edades.