Actualidad

Diego Fournell, el hombre de CREO en el interior que es voz autorizada

Viene trabajando en silencio. A paso firme, tiene objetivos claros aunque nunca muestra sus cartas, excepto que la situación lo amerite.

Este santafesino de nacimiento y Matildense por adopción tomó mucha relevancia cuando el Gobierno de Cristina Kirchner impulsa la famosa 125. Él, como miles de productores, salieron a las rutas a hacer oír sus voces en disconformidad con la medida.

En aquel entonces era frecuente verlo en el cruce de Franck en cualquier horario, distribuyendo un volante donde se hablaba de lo que percibía el productor, sirviendo un café caliente para los autoconvocados o expresándose ante los medios de comunicación sobre por qué estaba el campo manifestándose.

Siempre con aplomo, correcto, prudente, como midiendo palabras. No suele ser un kamikaze verbal, no se podía sacar un título periodístico de sus expresiones, pero él dejaba su impronta, sus opiniones comenzaban a escucharse.

Poco después, y fruto de ese compromiso asumido en defensa del sector, llegó a ser presidente de la Sociedad Rural de San Carlos. Allí, durante dos gestiones también dejó huellas, impulsó y concretó la estación meteorológica inalámbrica con datos on line, instalaron cámaras de vídeo vigilancia que además sirvieron para transmitir los remates ganaderos en directo, apostó a traer espectáculos de jerarquía a la Expo de la entidad, en tiempos de políticas más conservadores. Lo que más «chapa» de dirigente le dio, fue el posicionamiento de La Rural como entidad gremial, ya que fue él, Diego Fournell, quien trató de que las entidades gremiales superiores, como CARSFE, le presten más atención a esta institución de San Carlos.

Desde 2015 a 2017 fue Pro-Secretario de CARSFE, ahí ya se vislumbraba que el gusto por la política estaba latente. Era sólo cuestión de tiempo, porque se dio cuenta rápidamente que participar y ocupar espacios de decisiones transforman a la sociedad, «entonces a las batallas hay que darlas desde adentro» se lo escuchó decir.

Pero no era tan simple la cosa. Desde el vamos no pertenecía a los grandes partidos políticos, ni a las grandes estructuras. Él hablaba del ARI, cuando casi nadie por estas pampas reconocía a ese espacio político, o mejor dicho, nadie lo representaba en una contienda electoral como jefes comunal o intendente.

Pero (siempre hay un pero) fue un Ministro de la Producción del Frente Progresista que lo invita a sumarse al cuadro de acción como Sub Secretario de Agricultura. Ahí si, el camino para la participación y lograr esas transformaciones de las que hablaba, eran más próximas, más tangibles.

Caminó la provincia, ayudó, se equivocó, aprendió, y su voz se elevaba cada vez con más firmeza. Es que ya se había transformado en palabra autorizada para opinar de determinados temas, pues eso de ir caminando el territorio le dio sustento y conocimiento.

Donde lanzarse a la arena política sino en Matilde? Es su lugar, el que lo adoptó hace más de 26 años, donde vive y el pueblo que conoce hace más de 30.

Tenía posiciones claras sobre cómo y qué quería para ese poblado emplazado en el sur del departamento Las Colonias, y entonces llegó el tiempo de postularse a jefe comunal en el año 2015, por el ARI.

Llegó el primer sabor amargo, la elección no lo vio victorioso, perdió por 12 votos, si, leyó bien: 12 votos.

Pero entendió el mensaje «pateo las calles, hablo más con los vecinos, elaboro otras estrategias, capitalizo errores ajenos y virtudes propias y no bajo los brazos».

Volvió a postularse en 2017 y ahí sí ganó, con mucho esfuerzo, pero ganó.

Ya en el 2019 y dentro del flamante nuevo espacio CREO, volvió a ganar por un margen mucho más amplio y sin sobresaltos, siendo el primer ejecutivo que obtuvo el partido.

El creyó en CREO (vaya paradoja) porque intuyó que era el oxígeno nuevo que necesitaba la política, porque los dirigentes que asomaban ahí no estaban «contaminados» de los viejos vicios que había que desterrar.

Pero como suele pasarle a los hombres que los apasiona la vida política, va por más. Por eso es bastante frecuente que dialogue con cierta asiduidad con el Intendente de  Rosario Pablo Javkin, el gran triunfador y figura relevante de este espacio, junto con el Diputado Ariel Bermúdez que fue uno de los primeros hombres que confiaron en este dirigente que va pidiendo pista porque quiere entrar en las conversaciones de temas más provinciales y no sólo de su querido Matilde y la zona.

Fournell pinta para ser dentro de CREO como esos tapados N°5 que en el fútbol «comen banco de suplentes» unos cuantos partidos, pero cuando lo dejan jugar te va a pelear cada pelota como si fuera la última, te corre toda la cancha y tiene sed de gloria.

Será fournell el hombre del interior en quien Javkin confía para el armado de la estructura partidaria? Lo dejarán entrar a la cancha? El tiempo y las elecciones venideras lo sabrán.