Campo

La ganadería apuesta al optimismo

La ganadería comienza 2019 con algunos signos positivos y otros en interrogación. Si las variables en juego quedan alineadas, las perspectivas son favorables.

Un informe de la consultora Agroideas, elaborado por Fernando Gil y Federico Santángelo, echa luz sobre los factores que podrían sostener un «optimismo cauteloso» para la ganadería. En principio, vislumbran un escenario de precios alcista por la muy buena situación forrajera en los campos, la tracción de la exportación y la baja de la oferta en el mercado interno.

El sector más complicado es la cría. Viene de años con una ecuación que no cierra: costos en alza y precios que no se recuperan al mismo ritmo que la inflación general. Con una suba de 38% en los dos últimos años del precio de los terneros contra una inflación superior al 70%, los criadores vienen en retroceso.

Además, la suba de tasas de interés que dispuso el Gobierno para frenar la corrida cambiaria y estabilizar la economía está afectando el financiamiento de la producción. Eso, añade el trabajo, hace que el productor «tenga que desprenderse de hacienda».

Con un aumento de 5% en la faena anual en 2018 respecto de 2017, el gran incremento lo aportó la faena de hembras que se ubicó en 45,44%. En diciembre fue de 48% y se abrió un debate entre los especialistas si ya hay un proceso de liquidación vientres. Algunos dicen que ya comenzó esa etapa, Otros, en rigor, sostienen que ese aumento de porcentaje se debe a una baja de la faena de novillos. «Han entrado en un proceso de recría los animales más livianos; se está avanzado en producir animales de mayor peso», explicó Fernando Canosa a Canal Rural.

Para Gil y Santángelo no se entró en período de liquidación. «El buen clima reinante en los últimos meses sumado a cierta recuperación en los precios en diciembre y primeros días del 2019 hace suponer una estabilidad en el stock bovino», señalan. En la cría, «la valorización de la vaca durante el año trajo algo de respiro al criador», añade el informe . Esta categoría -fuertemente traccionada por la demanda China- tuvo un incremento de precios de entre el 50 y el 70% a lo largo de 2018. Para la invernada, Santángelo y Gil vislumbran valores en suba debido a que «se espera una muy buena cosecha de maíz, a que las zonas criadoras y de campos mixtos cosecharon buen trigo con precio a US$ 200 la tonelada; a que la relación con el gordo está bajísima y a que en el año Niño hay abundancia de forraje».

Los feedlots, en tanto, fueron afectados por la brusca devaluación. La suba de costos «incrementó significativamente el costo del kilo producido, por la cual la rentabilidad del feedlot fue negativa, con importantes pérdidas para el sector», explican. La estrella de 2018 fue la exportación, con un aumento en el volumen de 78% en los envíos y ventas por US$ 1800 millones. China fue la locomotora. La apertura de Estados Unidos abre nuevas perspectivas para llegar a otros mercados. Si bien la devaluación mejoró los números de la industria exportadora, la reimplantación de retenciones y la baja de reintegros les ponen un límite a esa ganancia de competitividad. No obstante, se espera que traccione los precios.

Para el consumo interno, se estima una desaceleración de la inflación. De 47a 48% con la que cerraría 2018, este año se situaría en 27,5%. Según las estimaciones de los economistas, podría haber una recuperación de los salarios, muy retrasados hoy respecto de la suba del costo de vida. Según el último relevamiento del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el precio promedio de los cortes vacunos en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, tuvo un incremento de 39% en 2018, entre 8 y 9 puntos porcentuales menos de lo que terminaría el año la inflación general para el Indec.

El interrogante para el poder de compra del consumidor será el impacto de la suba de las tarifas de los servicios públicos en los próximos meses . El otro factor a seguir será el del tipo de cambio que en las últimas semanas parece estar bajo control. Esos y otros temas -incentivos a la producción, blanqueo y estatus sanitario- estarán en la agenda de la Mesa de las Carnes que tiene previsto reunirse con el presidente Macri el 21 de este mes. Habrá que estar atentos.

Por: Cristian Mira