Campo

Antes del traspaso: Agricultura apura su agenda, incluyendo a la lechería 

Ideas descabelladas, reapariciones de antiguos protagonistas y una absoluta incógnita sobre quién definirá el camino del sector agropecuario en el país, durante los próximos cuatro años, es que el campo trata de entender qué parte le tocará de la reiterada frase del presidente electo, Alberto Fernández, «vamos a poner a la Argentina de pie».

El campo camina hace mucho, pudo fortalecer a muchos sectores, brindó una cosecha récord, aportó miles de millones de dólares, creció en la ganadería, ganó mercados para productos no tradicionales y si bien hay segmentos que no tuvieron la expansión esperada, como la lechería, siguen esperando la demarcación del camino, mientras definen siembras, inversiones y el trabajo por venir que no es inmediato, sino de largo plazo.

En este marco y muy sobre la hora, este jueves a partir de la hora 9 en el CCK el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca está convocando, a protagonistas de entidades afines y que participaran de diferentes reuniones durante estos años, a participar de la presentación del balance de gestión. Quienes son convocados tienen que apurar la respuesta de asistencia hasta el mediodía de este martes. Ojalá el apuro no devalúe el compendio.

Mucha lechería

En muy pocos días pareciera que la gestión de lechería quisiera apurarse por demás.
Todo empiezó el martes, con la última reunión de la Comisión de Seguimiento del Siglea, donde Alejandro Sammartino intentará hacer su balance al respecto, seguido del detalle de los indicadores de transparencia, avances informáticos e incluso el reglamento para que el Instituto Nacional de Tecnología Industrial pueda evaluar la competencia técnica de los laboratorios involucrados en el análisis de la calidad de leche. Esto está pendiente desde la generación del sistema.

La Comisión también pretende fijar objetivos a futuro

Será el martes de la semana entrante, luego del feriado que se reúna por última vez en la Capital Federal la Mesa de Competitividad Lechera, que no consiguió ser escuchada por Mauricio Macri, tal como lo prometió el Director Nacional de Lechería a lo largo del año; y mucho menos en plena cuenca lechera.
En una mayoría, los asistentes esperan un real balance de gestión de la Dirección, que quizá tenga más materias pendientes si se toma como punto de partida el nivel de diagnóstico con el que se inició la función hace casi cuatro años y con los resultados actuales. La falta de pago por calidad, obligatoria, e incluso la poca apertura a nuevos mercados de los lácteos argentinos, pueden encabezar el detalle que a esta altura amerita una mirada muy concreta.

Lo llamativo es que la FunPel cierra su año de trabajo el mismo día, pero en Rosario.
Dos días después, el jueves 21 muchos se volverán a ver en un encuentro sobre innovación lechera, también en la Bolsa de Comercio de Rosario.

Una vez más la agenda del sector no concuerda con sus necesidades.

Por Elida Thiery