Campo

Desde este viernes Atilra para por tres días

Entre viernes y domingo se pone en riesgo la recepción de leche cruda y esto afectaría directamente a los tambos, en medio de un tironeo que tiene al 62,5 por ciento de paritaria en oferta oficial.

En tiempos de crisis económica y crecimiento de la pobreza en nuestro país, la Asociación de Trabajaroes de la Industria Láctea de la República Argentina se endurece a la hora de negociar una paritaria ofrecida de 62,5 por ciento.

La decisión y comunicación oficial fechada este 5 de diciembre indica que mañana viernes 6 de diciembre se realizará un paro de 24 horas «sin guardias, las que estarán a cargo del empleador». Seguidamente el fin de semana, durante sábado y domingo lo que se impone desde el Consejo Directivo Nacional es que «se deberá trabajar exclusivamente la jornada semanal tal cual lo establece el Convenio Colectivo de la actividad, abteniéndose de trabajar el franco, como así también en dicho período se deberán realizar horas extra».

En medio de la negociación que ha tenido más de 18 encuentros durante el año, el sindicato elige aplicar este paro extendido, tal como se había intentado en octubre para forzar más aún la posibilidad de pago de las empresas, superando la inflación oficial y poniendo en riesgo al resto de la cadena lechera, ya que si no hay recepción de materia prima, las consecuencias deberán ser pagadas por los tamberos que al momento sufren un estancamiento en el pago por litro.

El gremio pretende una recuperación de salarios al ritmo del de los precios en góndola, donde no se contempla el ingreso en ese total de la fase comercial.

El sindicato considera insuficiente la oferta formalizada ante el Ministerio de Trabajo de la Nación por el Centro de la Industria Lechera y la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas que básicamente propone la recuperación de dos puntos porcentuales de la inflación de 2018 , 55,5 % para 2019 y el adelanto de cinco puntos para la paritaria de 2020, sumando 62,5 por ciento en total.
En el final del comunicado aclaran «ninguna pelea se ganó huyendo».

Además del aporte solidario de 1.500 pesos por empleado por mes en las empresas grandes y 750 en las pymes, que van directo al gremio de manera extraordinaria para el segmento de la salud desde hace años, en el primer tramo de la paritaria de julio se había accedido al pago de 8.500 pesos por empleado pagados al gremio y ahora se deberían añadir otros cinco mil para Atilra y 15 a pagar en dos cuotas para los empleados, por única vez.

Por Elida Thiery